martes, marzo 13, 2007

Ebichan ha pasado a mejor vida...

Eso es lo que pensé yo ayer cuando volví a casa del trabajo. Siempre que vuelvo a casa con el ruido de las llaves, la puerta, suele salir a darme la bienvenida. Pero ayer no salió. Estuve llamándole unos minutos y nada. Entonces decidí abrir su madriguera a ver . Al hacerlo me la encontré echa una bola con los ojos cerrados y helada...me temía lo peor.

La cogí entre mis manos, no se movía. Intente abrirle un ojillo, nada. Al cabo de un minuto me pareció ver que movía un poco la nariz. Corriendo la puse debajo del aire de la calefacción. Estaba a punto de salir disparado para una tienda de animales que hay cerca de casa, cuando vi cómo poco a poco parecía que se iba recuperando. Después de un cuarto de hora, ya se ponía de pie en mis manos y caminaba aunque tiritando. A la media hora parecía que se había recuperado completamente. La solté en el suelo y se puso a corretear como de costumbre. Acababa de despertar a Ebichan de su hibernación!


En ese momento no caí, y me llevé un susto...Después he leído que los hamsters, como los murciélagos, marmotas, ardillas, pueden hibernar, cuando la temperatura ambiente baja de 10 grados. Aunque como el caso que nos ocupa, no se sabe bien porqué en ocasiones hibernan estando en cautividad. Normalmente hibernan cuando son salvajes, en invierno que escasea la comida y las temperaturas pueden llegar a 0 grados. Ralentizan su metabolismo y los latidos del corazón y la frecuencia respiratoria disminuyen a unos cuantos por minuto y pueden permanecer así días o semanas. La temperatura corporal puede llegar a los 6 grados, pareciendo frío al tacto.

Además al bajar la temperatura corporal, aumenta la concentración de los fluidos, que se unen con sustancias químicas de peso molecular elevado. Ésta concentración de moléculas grandes hace que descienda el punto de congelación y que se evite la formación de cristales de hielo dentro de los tejidos, aunque la temperatura caiga por debajo del punto de congelación del agua. Es como el anticongelante que se echa en los radiadores de los coches.

Como curiosidad, hay otro fenómeno que se llama estivación, que es un estado parecido a la hibernación pero que se da en países con clima cálido. Gracias a ella animales como ranas o sapos que se ocultan en madrigueras subterráneas frescas y húmedas ahorran energías y sobreviven a la sequía.

Así que nada, al final afortunadamente sólo fue un susto :)

12 comentarios:

Ricardo dijo...

Mmmm... recuerdo que yo entré en un estado de hibernación semejante en un tu cuarto... con esa calefacción que calienta por arriba y no por abajo. Pobre Ebichu, dale recuerdos. A lo mejor si dejas de darle esas sardinas japonesas por las mañanas también tendría más ganas de abrir los ojos.

Ric.

aDrIaN dijo...

Jajaj, pero a ti no te ponía kairos por las noches tontorrón :P De todas formas es que antes no conocía todos los modos de la calefacción muahaha. Ahora ya he descubierto el modo "infierno en verano" ^_^ Y las sardinas le encantan!

sit dijo...

Vaya susto que me he llevado con el titular. Menos mal que ha sido un susto. Saludos a Ebichu.

issa dijo...

Jo tío, yo también he sufrido por tu bichuco, jajaja. Pobre, a ver si eres más responsable, que te veo que le tienes abandonado, juas juas. Beijinhos.

chirla dijo...

Aaayyy qué susto!! Mira que ya me estaba dando una pena... Oye, pero, ¿no tiene ninguna consecuencia eso de que le hayas despertado de su sueño? A ver si ahora se va a estresar!!

LuisJa dijo...

Pues yo he disfrutado con el documental del hamster asiático...

aDrIaN dijo...

Pues es malo si estuviese salvaje. Por ejemplo es peor un invierno en el que haya algún día que hace un poco de menos frío, que uno en el que hace mucho frío seguido. Porque en el primero se despertaría y consumiría energías y luego tendría que hibernar otra vez y lo mismo no le llegan las reservas de grasa para aguantar. Pero en un invierno frío duerme del tirón.

Si lo despierto yo en casa no pasa nada porque tiene al lado agua y comida :P

Al poco de despertarse tenía más energía que nunca :O

Davitxu dijo...

Me parece a mi que tu Ebichu iba a hibernar bastante por Chicago...este año se ha congelado el lago de arriba a abajo, peor invierno de los ultimos n años. Q suerte!!! Menos mal que ya calienta mas. Hoy, camiseta corta.

Cuidate y cuida a Ebichu

Anónimo dijo...

¡Que susto!.Nos has tenido en ASCUAS.....Me parece que lo que ha pasado ha sido un pequeño experimento que has llevado a cabo con la sufrida múrida.
Handicap

Anónimo dijo...

Joder tio, no asustes con esos titulares, que le tenemos cariño a la rata. Por cierto, veo que te has informado bien a cerca de la hibernacion y que probablemente no le pase nada pero que alguien te despierte de ese modo, con chorros de calor cuando estas la mar de agusto dormidito en un rincon, no puede ser bueno.

Ge!

Anónimo dijo...

Una duda. ¿Por que le llamas Ebichan si antes le llamabas Ebichu? ¿Le has cambiado el nombre?

Ge!

jacobo dijo...

eso en mi pueblo se llama siesta