domingo, agosto 19, 2007

Summer Sonic (Sábado 2/2)

Seguimos con la crónica del Summersonic 2007. Antes decir que en el escenario Marine (el estadio), hacía un calor increíble... Imaginaros tanta gente y el sol pegando. Pues para aliviar un poco de vez en cuando dos personas de la organización tiraban agua con unas mangeras enormes. Y en una de esas que estabamos refrescándonos con lluvia artificial, probé el agua sin querer, y alucinad que era... ¡agua con jabón! Todo estaba organizado perfecto y el agua con jabón para que luego todo el mundo huela a rosas, cómo son los japos jajaj.

Después de Interpol, en el mismo escenario tocaban Dinosaur Jr. Escuché 2 o 3 canciones y fui con María hacia el escenario "mountain" donde me quedaría hasta el final del día.

Dinosaur Jr.

Cuando ibas andando veías japoneses tirados por el suelo sobando por todas partes. Y desde las 10 de la mañana...


De paso hacia el escenario de la montaña vi un poco de The Sunshine Underground en el escenario "dance". La gente estaba muy animada:

The Sunshine Underground

Luego ya llegamos a la montaña donde los siguientes en tocar eran Fall Out Boy. Y éste fue uno de los conciertos que más me gustó del Summersonic. Que talento tienen estos chicos.

Fall Out Boy

Sin duda el climax del concierto fue cuando el bajista dijo "¿alguien sabe hacer el moonwalk?, porque lo vamos a necesitar. Ésta es la mejor canción que se ha escrito nunca" y acto seguido empezaron a tocar ésto:



Una versión del "Beat it" de Michael Jackson, qué grandes jajajaj. También se marcaron una versión de la mítica canción de la banda sonora de Regreso al Futuro, "The Power of Love":



Después iba a tocar un grupo japonés que se llama Ellegarden, y luego los últimos del día y plato fuerte, Sum 41. Pensé que sería bueno ir cogiendo posiciones cerca del escenario para poder ver a Sum 41 de cerca. Craso error...

Anuncian "Ellegarden" por la megafonía. Los japos se vuelven locos y cargan hacia el escenario. Nos arrastran a María y a mi. Empieza el concierto. Empujones, pisotones, gente que se cae al suelo. Aquí va a haber algún accidente pensé. A los 5 minutos de la locura pierdo a María de vista. No puedo hacer nada porque en estas situaciónes no eliges hacia donde vas, te llevan. Un calor del infierno. Empiezo a chorrear de sudor. Miro y estaba en la tercera fila. Por encima de mi pasa gente en volandas cuyas patadas intento esquivar sin mucho éxito. Termina la canción. Aprovecho que los japos se calman un poco para sacar la cabeza por encima de la muchedumbre e intentar respirar algo. Ahora sé como se sentían aquellas ovejas hacinadas en contenedores que vimos en el ferry de Nueva Zelanda.

Ellegarden

40 minutos y varias canciones después, entre el calor, y la fuerza que había que hacer para que no te aplastasen me empezaba a encontrar mal. La música hacía tiempo que me había dejado de importar. El cantante dice que la siguiente es la última canción. Resoplo de alivio. Termina la canción, "vamos a tocar otra" dice el cantante. Me quiero de morir. Y después de esa tocaron otra. Por fin se acaba el concierto. Los japos se tranquilizan. Empiezan a pasar para delante zapatillas y móviles que se le habían caído a la gente durante el concierto. Lo raro es que no encontrase a alguien aplastado el suelo... Sale el zumbado del los descansos con su peinado imposible a recordarnos que debemos reciclar las botellas de plástico:


Tengo 20 minutos para recuperarme hasta que empiece el concierto de Sum 41. Bebo agua y espero. Anuncian a Sum 41 por la megafonía. La locura otra vez.



Intento grabar la salida del grupo al escenario pero el de seguridad al otro lado de la valla me hace gestos para que guarde la cámara. Empiezan a tocar. Summersonic, round 2, fight! Despúes de aguantar medio concierto me empecé a encontrar realmente mal. Intento salir. Es inútil. Se me ha ocurrido una idea... Puesto que la comunicación oral era imposible, miro a un japonés armario empotrado que tengo al lado, me señalo a mi mismo y luego hacía arriba. El tío lo pilla al momento. Me agarra de los pies y me levanta por encima de la masa. En volandas llego a la valla de delante donde uno de los de seguridad me engancha y me pasa al otro lado. Salvado. Fui andando por el pasillo de seguridad hacía el fondo del recinto, y al baño a echarme agua. Luego para casa y a la cama a descansar para coger fuerzas para el día siguiente.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Pudiste encontrar a Maria?
Aqui tambien estan de moda ahora los conciertos de verano por todos los sitios se anuncian,,,...jejjeje... yo tambien lo pasaria fatal, he visto en la tele el 10 aniversario de Summersound en Aranda con visita bodegas del Duero incluidas, vamos que bien calentitos iban y no pasarian frio.Espero que ya te hayas repuesto, estamos en la globalizacion aunque aqui en españa predomina el horario nocturno.Actuaron entre otros Alaska la fangoria, etc
Sukina

sit dijo...

Vaya aventura, podrías escribir un libro de "Como asistir al SUMMER SONIC y no morir en el intento". Como dice Sukina nos has dejado intrigados con como se resolvió la desaparición de María, ¿consiguió sobrevivir, ha vuelto a casa?.

HANDICAP dijo...

El último fin de semana de agosto hay que ir al azkenarockfestival.com, seguro que no os perdéis y de calor nada de nada, necesitareis mantas y bufanda. Estais invitados

Álex-kohai dijo...

Impagable el momento "japo cuadrado me levanta en volandas". ¿No hay vídeo o fotos? :-)

aDrIaN dijo...

A María ya no la vi hasta el día siguiente, pero luego me dijo que pudo salir del lío sana y salva.

Y lo de sacar video o fotos de cuando salí en volandas... Bastante tenía con no perder las zapatillas (que se me salieron un par de veces) y la bolsa jejej. Grabar en la tercera fila durante una canción era perder la cámara casi seguro.

Luego ya descubrí cual es la clave para sobrevivir en éstos conciertos y lo apliqué al día siguiente. Lo contaré en la siguiente entrega del Summer Sonic ;)

Ricardo dijo...

Jopé, vaya movida. Yo que tú enviaría el post a alguna revista de música de España porque está contado de fruta madre.

Tata dijo...

Pero que locos!!! Muy buena idea lo del armario empotrado, me gusta.

Anónimo dijo...

Ya me he quedado tranquila sabiendo que Maria ya aparecio sana y salva....... ¡que susto! lo contaste con tanta emocion y tan bien que nos dejaste con las ganas de saber como acabo la movida, muy bien escrito, mejor que muchos capitulos de cualquier libro que cae en nuestras manos, gracias por contarnos historias.
Sukina

sobestrana dijo...

Tío, te vamos a contratar como cronista oficial de Japón.