lunes, junio 16, 2008

Diarios de Motocicleta #4 : 四国 (Shikoku) [2 de 3]

Después de Kotohira fui hacia la prefecura de Ehime, concretamente a Matsuyama, cuyo castillo de 1603 fue designado tesoro nacional Japonés. Para subir al castillo que está en lo alto de una colina se puede coger un telesilla:







El museo que había dentro del castillo tenía muchas reliquias interesantes de diferentes épocas:



Y en una parte hasta te podías probar un traje de samurai:


Y si, me lo probé ^_^




También se puede subir a lo alto del castillo que tiene unas vistas inmejorables de la zona:



Bajando por una cuesta al suroeste del castillo llegas al jardín histórico de Ninomaru:



Esto es un suikinkutsu, que consiste en que se coge una vasija grande de cerámica, se entierra boca abajo, y se le hace un agujero pequeño en la base. A través de una fuente va cayendo agua que pasa gota a gota hasta caer al fondo de la vasija que está bajo tierra. El sonido y el eco de las gotas al caer en el fondo se amplifica por la forma de la vasija, y se puede oir a través del tubo de bambú que veis en la foto. Se dice que el sonido es similar el del instrumento Japonés llamado koto.


Y esto es una tapa de alcantarilla de Matsuyama, con motivos florales:


Después de ver el castillo fui a Dogo Onsen, uno de los onsen más antiguos de Japón con más de 1.500 años de historia. Ha servido de inspiración y refugio para muchos escritores y artistas Japoneses hasta la actualidad. El ejemplo más moderno quizás sea la película del estudio Ghibli, el viaje de Chihiro:


Y otro curioso, aquí iba a bañarse Soseki Natsume, famoso escritor Japonés, autor de la novela Botchan, y que sale en los billetes de 1.000 yenes:


Y que además se llama como el gato de Dragó:



Bueno, que me enrollo. El caso es que además del baño, pagando un poco más puedes relajarte en una habitación privada tomando té:



Después de Matsuyama me dirigí a la ciudad de Kochi, capital de la prefectura que lleva el mismo nombre. Es famosa entre otras cosas por la cría de perros para peleas. Fueron mezclando razas y crearon una autóctona que más que perros parecen caballos:


El equipo de baseball de la ciudad, los Kochi Fighting Dogs, toman el nombre de esta tradición :
Esta baldosas las encontré cerca del castillo de Kochi:


Castillo cuya visita seguiré contando en la tercera entrega del viaje que me esta quedando otra entrada muy larga otra vez. ¡Hasta la próxima!

6 comentarios:

enekochan dijo...

En cuanto he visto el Dogo Onsen me ha recordado al viaje de Chihiro ^^

Tengo que ir allí cuando vaya a Japón ;) Y ponerme el traje de samurai :D

Anónimo dijo...

Precioso el viaje, la descripción y las fotos. Me admira el conocimiento que estás adquiriendo de la cultura japonesa. El nombre del gato de Sánchez Dragó supongo que será porque su mujer es japonesa. El traje de samurai te sienta de maravilla.
SIT

Anónimo dijo...

q pasada cabron. por cierto cambio de burra, me voy a pillar la burgman de 250. nos vemos
maseda

Ricardo dijo...

Me he quedado flipado con el perro. Y mira que tiene pinta de buena gente. Cuanto cuesta un cachorrito de esos cuida-chaletes?

Por cierto Mase, vaya vocabulario… es impropio de los de tu linaje. Tsk, tsk, tsk JAJAJAJAJAJA

Un abrazo viajante,

Ric.

Anónimo dijo...

Con ese disfraz cualquiera se acerca a ti.... das miedo...., mas que el perro que aparece en la foto, que por cierto se parece al de Mari Paz y Carlos, no contentos con so tamaño de perra que es del genero femenino, los arrastra de la fuerza que tiene ( ya esta educada y nos respeta a todos los vecinos y viandantes) han recogido otro perro pero de los pequeños ya sabes que no pueden vivir sin animalucos.
Las fotos muy buenas, comentarios, etc, vamos me parece que estuve disfrutando del viaje y de los detalles contigo.
Otro dia nos cuentas mas
Sukina

handicap dijo...

Me encantó la peli " El viaje de Chihiro" y me hecho ilusión recordarla. Por cierto no se parece en nada al que nos estas narrando, pero tienen algo en comun: JAPON&JAPON