viernes, septiembre 21, 2007

Japonesa intenta invadir el ring de sumo


En principio puede parecer algo no muy extraordinario, pero es que las tradiciones y las reglas del sumo prohíben que las mujeres pisen el círculo en el que luchan los sumotoris que es sagrado. Según creen, su presencia podría contaminarlo.

Ocurrió ayer en el
Ryogoku Kokugikan de Tokyo, que es donde fuimos a ver un torneo de sumo en Febrero. La mujer, de complexión robusta, apartó de un empujón al guardia de seguridad e intentó subirse al ring, pero un juez y un espectador lograron retenerla y solo pudo poner la pierna izquierda dentro del ring.

2 comentarios:

un ser humano cualquiera dijo...

En Japon todo es SAGRADO,como la declaración que hizo el 29 enero de 2007 el ministro de Sanidad, Hakuo Yanagisawa sobre las mujeres, en la que dijo que son "máquinas de tener hijos".
El ex Abe (primer ministro) por dicha declaración pública solo le reprendió

Tata dijo...

Vamos a contaminar el mundo!!!!!!!!!!!!!!!!! Ole ahi la señora, si lo que pasa es que no la querian dejar entrar para no dejar en evidencia a ninguno de los dos sumotoris porque esta les da una yoya que los deja tibios :)))